Ventana del alma

Que encierra tu mirada, si muchas veces escapas a nublarlas con las lágrimas sedientas que afloran indiscriminadamente en un tiempo de solaz, que oscuro brillo inerte tratas de esconder o a su vez transmitir de manera recia o arrogante... inocente, tierna, eterna.

Qué anida la retina de tus ojos, qué se plasma en tu inconciente, qué te tiene así..?

Brillo, sangre, cansancio, luz o esperanza... depende.

Si son la ventana del alma, ya debes hacer una radiografía y darte cuenta de su estado, luminoso, sutil, egoista o altruista... depende.

Si está o no está

Calando más allá de lo que otros ven, su mirada fija y sin elegancia, escudriñando entre líneas aquellas líneas que son curvas, elipses, erguidas o inventadas, buscando forma y sentido a todo lo que rodea, tratando de encontrar que aportar o que consumir para crecer.

¿Irradia algo?... ira!!!, ¿preocupación?. Amor!!!, ¿desolación?

Darwin García


Solo Cuento

Maldita Alicia con tus sueños
Me provocas pesadillas,
Estoy molesta porque me enseñas a soñar
Y todo alrededor me obliga a aterrizar,
Y tu Peter que por ti repetí mil veces ” creo en las hadas”,
Todavía tengo terror a negarlo
Porque estoy segura que alguien morirá,
Y quien se imagina una bella
Vivir feliz por siempre con una bestia,
O una doncella que simplemente
Despertando aprenda a amar,
Estoy cansada de cuentos
que jamás sucederán
y de sosas y grotescas
formas de ocultar la realidad,
No encuentro el sentido
peor aun la necesidad
de conceder a cada niña
la dependencia como debilidad.

Viviana Sánchez

Sueño o realidad, depende de nuestro corazón

Si mi vida pudiese pasar por el ojo de un aguja, si mis manos dejasen de temblar por la asociación estricta de lo que fue y lo que será, si en mi pensamiento dejase de fraguar aquella esquela que te busca incesantemente, en definitiva hoy serías un cadáver y yo no sería más que el polvo que se expande con la fuerza del viento.

Tu imagen nace en la edad de las emociones, de los pensamientos en caricaturas, de la transición de la niñez, del cambio hormonal, de los sueños húmedos, de la búsqueda y el interés en el incipiente complemento; naces en los brazos de Morfeo y te concretas y materializas en las confesiones de una conversación íntima entre una madre y su hijo, quien describe apasionadamente tu forma, tu cabello rizado, tu dulce trato, tu interés y preocupación extrema; te haces eterna en la retina de la memoria donde con apenas corta edad te siente y anhela poder encontrarte una vez más y vivir con la más dulce ternura ese hondo sentimiento.

¿Cuantos años han de pasar y poder sentir nuevamente aquel sentimiento puro?, pues sin temor a equivocarme ya son seis años y el recuerdo es tan vivo desde la última vez que el simple hecho de recordarlo hacen que mis ojos se llenen de lágrimas y que mi corazón se impaciente. En mi corta experiencia y mis relaciones furtivas y efímeras he tratado de encontrarte, el resultado ya lo sabes. Te he escrito muchas cartas, muchos poemas se han engendrado, muchas canciones me hablan de ti, muchos sitios se me confunden con tu morada y en cada sueño y cada noche sólo quiero encontrarte otra vez más.

Embriagado te he confundido.

Tu dulzura es tan intensa y clara, tan fuerte y especial que emites un aroma único, ambrosía de mi vida, lástima que esta vez el dios de los sueños te liberó por poco tiempo. No importa, sé que eres tú, pregúntale a la luna, verás que no miento.

Tres décadas llevo sobre mis hombros y son más de dos lustros desde que la luna increpó resentida cuando la hice cómplice de mis lúcidas preguntas. ¿dónde estás?, ¿ya naciste?, ¿te llegó la muerte y te perdí para siempre?. He desperdiciado mi cuerpo en tantos otros cuerpos tratando de endulzarme con tu perfume natural, de percibirlo entre sudores, gemidos y estruendos, el resultado ya lo sabes, sólo que para este tiempo muchos corazones se han marchitado y otras cuantas vidas se han trastocado, incluso yo mismo he dejado que la tinta ya no engendre versos en cualquier pedazo de papel y que se resequen mis labios al no emitir cada noche un beso con dirección hacia la luna esperando que triangulen contigo en cualquier parte de este mundo y del universo. Tan sobria, grave y excelsa te encontré esta vez, liberada por tercera ocasión en esta dimensión que me aprisiona, tu olor es el mismo, fragante y mordaz que se cuela en mi nariz y revienta la retina de mi memoria trasladando como en una máquina del tiempo a mis doce años de aquel inicial y eterno sueño. Hoy me atrevo a tocar tu mano y veo tus finos dedos, tan femenina, tan exacta como la predicción del tiempo, tan igual cómo cuando le hablé de ti a mi madre.

Sé que eres tú, la llama animada, el pensamiento discreto.

Te he llevado en mi cuello en una andana que se hizo parte mí y que la quitaré en el momento en que te fusiones en mi vida para siempre, cuando las preguntas no existan y que el tiempo y el espacio se reduzcan a tu corazón y el mío, que entre nosotros las palabras no sean necesarias.

Cuantas veces tendré que morir al escuchar el despertador, ya que cada noche emprendo la búsqueda insaciable en los terrenos de Morfeo con el único afán de volverte a sentir tan mía.

Ay... si mi vida pudiese pasar por el ojo de un aguja.


Darwin García

Confrontaciones

Este miedo me alienta
a hacerte frente: dolencia
a desconcharte los rizos
y reclamar mi paraiso
a pedir solo para mi
ese amor sin fin
ese dolor exclusivo
esa herida abierta
que por mi esperan.

Evelin Grijalva

Amiga

Muerte tan sutil, tan tu,
Me seducen, danzas ante mí,
Como una esperanza, como una pasión,
Tan segura de ti,
Tan feliz protectora,
Muerte solución,
Muerte confusión,
Muerte consuelo.

Viviana Sánchez

Y el intento de suicidio

Y el intento de suicidio
termino en eso,
en vida desbordándose
en vida altiva y descarada,
esa que me reta a reir
esa que del dolor se mofa
y siento que sola en mi alcoba
no suda ni se moja
que que llevo en mi alforja?
dos sucres de dolor
cabría algo más?
añado esta desolación tenaz
que como a un vergonzoso rapaz
le borra la sonrisa de la faz
y anima a descansar
sobre la tumba en santa paz

Evelin Grijalva

Recuerdos del ultimo viaje.

ahora recuerdo por un momento una historia que vivi,
se trata de sentimientos que jamas comprendi,
estaban ella y el sentados en una mesa junto a mi,
ella enojada y el pensativo por lo que pudo decir,
-Que tienes amor?
-No, simplemente estoy ....
el se paro y la tomo en sus brazos
ella se dejo consolar,
el la amo en un jardin,
y ella aprendio a vivir.

los niños estan cansados y ahora tienen que partir,
su hija se ha dormido y es mejor salir,
hace frio en Quito y el viaje ahi que seguir,
pues el camino es largo y al trole hay que subir,


llegan a casa, como ella la llama,
y se disponen a salir,
hacer deporte es el trato,
pero jamas van a cumplir,
victimas de la sociedad y de profesiones aceptadas
no del buen vivir,
los dos corren hacia la casa
que ahora es un refugio para mi.

lindo Quito de mi vida,
entre los recuerdos buenos,
que feos recuerdos que tengo de ti!

Viviana Sánchez

Hoy quiero hacerte un poema

Por tu forma de ser,
por que quieres mas gente conocer,
y abrir tus rumbos,
y viajar por el mundo,
por que haras todo lo que jamas se me permitira,
por que conoces el arte de actuar,
hoy quiero hacerte un poema,
por ti, por tu amistad,
por que se que se puede,
aunque jamas lo voy a intentar,
hoy quiero hacerte un poema
en honor a nuestra amistad.

Viviana Sánchez

Cuando seas grande.

Cuando seas grande promete que no me olvidaras,
cuando pases por la calle todos te saludaran,
habras logrado lo que anhelas,
eso escrito esta,
cuando seas grande, cuando seas grande dijiste que me vas a llevar.

Viviana Sánchez

Paseo vespertino


Esta tarde salí de paseo con mis hijos por las calles del centro histórico en UIO, caminamos algunas cuadras, todas esas callejuelas llenas de vendedores, gente que camina apresurada con quien sabe qué rumbo, el ruido... mundanal ruido, ensordecedor, loco, agresivo en sana competencia con la intolerancia de la gente que camina y en especial con aquellos que conducen.

Entre tanto estímulo parásito, miro fijamente como mis hijos juguetean tan inocentemente, mi nena hace dos días, muy emocionada, diría extremadamente emocionada, se arroja a mis brazos y me dice que hizo un poema, la escuché atentamente y se retorció mi corazón al ver como de esa dulce boquita salían las primeras rimas inocentes.

En esta tarde, donde la lluvia empezó a caer, Cesia de 7 años se detiene entre la multitud y con júbilo extremo cuenta que tiene otro poema y lo quiero compartir con todos ustedes.

"La lluvia es dulce
la ternura es dulce
el sol es tierno
y yo quiero estar contigo"

Cesia García

Lo que somos

Unir unas vidas que por cuestiones del destino se juntaron en un 27 de marzo, unas vidas que se cruzaron de la manera más sui generis, sin saberlo, sin notarlo, sin pensar.

Que depara el destino, tal vez se lo debemos dejar a el... al destino... juega, hiere, llena y conjuga todo en un sentir, debe ser amor, tal vez mucho amor, la decisión de unirse, sin pasado, sin rencores, sin tapujos. Unir y entrelazar casi diez años de distancias, de diferencias, de experiencias, de sentimientos.

Tu vida, la mía, la nuestra, nuestra desde el principio mismo de la creación o quien sabe más allá, fuera del tiempo y del espacio, del sentido común, del anonimato de dos partículas que cómo dice Paulin, vibran en la misma intensidad desde el principio hasta el fin del universo.

Un cuerpo marchitado por el afán innegable de encontrar aquel amor infinito, un suspiro que se ahoga antes de que salga nuevamente el sol por el horizonte, algo viejo, pensante, sincero, soñador y con muchas ilusiones... ese soy yo.

Un ángel, un tesoro explotado de viles maneras, una joya que nadie pulió, un corazón sin rumbo, pensante, sincera, soñadora y con muchas ilusiones, mi sueño de niño... esa eres tú.

Los dos, los infinitos, los mustios, los coléricos... somo uno.

Los amigos... quien como ellos, bien lo dijo García Márquez en su poema dedicado a ellos "Pintaría con un sueño de Vang Goh sobre las estrellas un poema de Benedetti, y una canción de Serrat sería la serenata que les ofrecería a la luna."... mis amigos, los tuyos, nuestros amigos, cómplices cautelosos, sinceros, tiranos y tiernos.

La familia, qué mas da si no se unen a este gozo, tú eres mi familia, lo que fui, lo que soy y seré, mi linaje dulce linaje que abrirá aquel camino al altar, consumar lo ahnelado, sentir y de felicidad llorar.

Darwin García

Recuerdos...

Corazón de marinero, dice la canción...
zarpar hacia mares no conocidos escribió el potea
huir del mundanal ruido, quien no recuerda esa frase
todo nos trae algún recuerdo, todo nos sirve de cómplice,
este viaje que es la vida los requiere,
son buenos, malos, desastrozos, dulces, tiernos, salvajes, crueles,
pero alli están,
algunos laten, otros se desvanecen y aún otros están como tatuaje,
siguen allí,
son señales y advertencias vivas,
mensajes a la conciencia
esquirlas de reflexión anidadas por todo tipo de sentimientos,
en una caja, en una mano, en un beso...

Darwin García

Tengo miedo


No de ti,
si no de mi...
no me había sentido tan a gusto diciendo te quiero,
y jamás espere que me gustara tanto escucharlo,

Ahora que todo cambia en mi vida,

Ahora que los que estaban se van,

Ahora que lo necesito,

Ahora mismo tu estas!!!

Viviana Sánchez

Qué hace al amanecer

Es tan complejo despertar, abrir los ojos, dar el primer paso; se confabula la somnolencia con los recuerdos y los planes venideros, enfatiza el despertador que ya es hora de iniciar la jornada y con la mirada nublada espía entre las cortinas y descubre que aún no sale el sol y que una espesa niebla espera en las calles de la ciudad, media vuelta, la piel de gallina por el frío a pesar del pijama verde, la cama vista desde lejos es un verdadero enredo, un bostezo trata de dejar de lado aquel cansacio propio del trajinar cotidiano propinado por el día anterior, luego de ubicar bien aquella alcoba de aproximadamente doce metros cuadrados las rodillas se quebrantan y elevan una oración con palabras mustias que pretende alcanzar por alguna costumbre o convicción interna esa protección celestial que libre de mal alguno, es corta, sencilla y llena de ganas, permite deluscidar los sentimientos hondos por aquellas personas a las cuales se ama.

Hoy.....

Estoy feliz.....
te ofreciste ayudarme a seguir,
nunca lo he intentado y esta vez va por ti,

Estoy feliz y aunque nunca lo imaginé,
se dio asi,
como cuando un niño es amamantado por la persona que le dio el vivir,

Estoy feliz...

Porque aunque tenga que dejar amigos y cosas que te molestan
(y no me lo quieres decir)
pareces valer la pena para mi,
por ti, porque me quieres y en la medida de lo posible,

Estoy feliz. ..

Viviana Sánchez

Y.. tan tan

Se acabó,
por que ya no me inspiro,
por que mi amor por ti se fue al olvido,
se acabó,
y aunque nadie te ha querido como yo,
se acabó.

Viviana Sánchez

Fe

La lluvia es testigo de mis declaraciones mientras el viento junto al agua empapa mis pies hasta las rodillas, el frío arremete, mis extremidades comienzan a sentir como la helada se filtra entre mis dedos mientras mis manos temblorosas escriben un mensaje dirigido a esa mujer que llena mi vida, un mensaje donde se plasman los deseos mas hondos del corazón y la certeza de unir un par de vidas en un solo sentimiento... atrás quedaron aquellos frustrados momentos, frustrados amores, frustradas esperanzas, ahora la experiencia se encuentra a nuestro lado y estamos convencidos de que no es una más, no es una salida a una escapatoria ficticia, no es una opción, no se considera el "qué mas da"... es una decisión.

Temores, miedos, fantasmas, creo que es parte de la situación.

Confianza, detalles, palabras bien intencionadas, creo que también son parte de la situación.

Si vivir un día, ¿uno más? ¿uno menos? ¿para qué?, el anhelo, la esperanza, la certeza de creer en lo que no se ve, la esperanza de llamar a lo que no es como que la fuese, el declarar que se tiene sin haber puesto la primera piedra: FE.

Darwin García

21:17

Qué se pude hacer o decir,
pensar, gemir o tal vez mentir.
si digo lastimo, si callo lastimo,
si confiezo mi temor, ¿qué pasará?

En efecto las palabras son humanas
más humano es no entenderlas
natural comprender lo que el ánimo dicta
escribir lo que las voz calla.

Darwin García

Confusiones y encrucijadas

Cómo borrar un capítulo de tu vida sin que los siguientes sean alterados?
cómo quitar esos recuerdos de mi memoria?
cómo lograré que todo y nada sea diferente ahora?
cómo seguiré sin tí?

No me duele que te vayas, ya que mas da...
es la forma en que lo haces que me hace rabiar
No me interesa continuar, para qué sin amar
pero me molesta que no sea como a placer se me da...
tengo el alma en cierta encrucijada que me lleva a
lastimarme o lastimar

Y no dudes lo que decidiré pues para mi eres mi amigo
pero de ahí no pasarás
perdón por intentar
estoy cansada de escuchar el Tu y Yo
sin la emoción que me solía dar.

Viviana Sanchéz

Ya

Dejándote ir, reconozco que perdi,
Dejando el último suspiro morir prefiero seguir por otro lado y sentir
que simplemente no eras para mi,
YA, que con esto se acaba,
YA, que desde hoy tu no me dañas.
lo que me digas, lo que me hagas,
simplemente YA, me resbala, me imagino que piensa que no podré,
mírame lo estoy haciendo, HOY!!! no te hable,

Tengo el alma enternecida
si tu mirada se aproxima
siento tus gestos y tus caricias,
y muero por ser correspondida

Lo siento no puedo seguir mendigando caricias
mientras el amor se esquiva,
estoy cansada de tus desplantes,
te has convertido en el peor de mis males,
te miro y toda mi piel se eriza, no me controlo
y no me da risa,
ya no se que sentir,
pero me desespera así vivir,

A ver si piensas lo que sentí
y se que están mejor
me duele en el alma que ella sea tu amor.
ahora pienso que me equivoque y que debía darte un puntapie,
lograr salir de mi existitr es lo primero que deberé cumplir!!!

Viviana Sánchez

Confesionario íntimo

Sí, reconozco que mi vida es tu vida
que mi pensamiento no asume lapsos,
donde sólo tú existes.

Sí, mi corazón estalla de amor por ti y
mis manos sólo saben de tu piel,
de tus rizos, de tus uñas, de tu saliva.

Sí, mis labios se descifran ante los tuyos,
tus ojos y sus miradas
edifican mi errante estructura,
enjuician mi camino, encienden esa luz.

Sí, mi vida se riega y florece en la íntima lid,
mi oido capta el mimo de tus palabras
hasta hacerme llorar.

Sí, tus manos me apoyan,
desvalijan mis temores y rencores,
eternizan este pacto.

Darwin García A.

Luto forzado

De luto forzado
o mejor dicho ¿quién quiere estar así?
si la luz se extingue
¿ilumina la esperanza?
si las lágrimas ahogan
¿un amor es salvavidas?
si un sueño de baño en sangre
obsurdamente se hace realidad
¿cuál es el motivo?

Extraños designios
melodías disvariantes crudas
la luz sigue allí
la creación de dos
pronto vendrá
manos juntas,
corazones entrelazados lo pueden
ven, ánimo... yo estoy aquí
somos, seremos, fuimos
tu y yo en el vientre
pronto vendrá.

Darwin García

Reflexiones de media noche


¿Qué vas a hacer en esta noche?... te preguntas cuando cruzas el umbral después de haber jugueteado con aquellas llaves traviesas que son idénticas y que confunden la razón, que se entrelazan burlando tu ingenio y que descaradamente se ríen de tu impavidez. La puerta se abre luego de unos minutos que te parecen horas parado frente aquel umbral que divide tus sentimientos, o tal vez más allá, que divide tu vida misma, que conjuga la dos facetas de tu existencia: una que el mundo ya conoce y la otra más humana, humilde, madura y sencilla que sólo conoce quien es sangre de tu sangre y quien es uno contigo.

Se abre y que encuentras: oscuridad, frialdad, senectud, de pronto tus compañeros momentáneos, quienes camuflan pacientemente tu dolor al dar ese primer paso hacia la habitación, lugar bendito donde se engendró el fuego tierno de dos corazones furtivos en una madeja de sinceras caricias y danzas al estilo del mar, donde el eco de las risas de inocentes se fusionan con los gemidos marcados en las sábanas de ayer, claustro masoquista, es tu habitación.

Darwin Garcia A.

Ciclo de un día

Despierto...
vacío, turbio, melancólico,
mustio, cenizo y locuaz,
del vicio de la verborrea solitario
esclavo el genio traidor.

¿qué pasa? ¿quién es? ¿cuánto quiere?

Duermo...
vacío, turbio, melancólico,
mustio, cenizo y locuaz,
de las lágrimas nocturnas en solitario
esclavo de mi pecado.

¿ya se va? ¿hoy terminará? ¿ya no amará?

Muero...
lleno, vibrante, emocionado,
colorido, simpático y tierno,
de tus recuerdos mi epitafio
la decisión progresiva para una vida.

Darwin García

Y para que el dolor sea menos soportable!!

No miraré tus ojos!!
no escucharé tu canto!!!
no te esperaré temprano!!!
No besaré tus labios!!
No tocaré tus manos!
No me permitiré pensarte
No jugaré a amarte
ni intentaré llamar tu atencién
y para que el dolor sea mas soportable
hoy me quito mi corazón!!!

Viviana Sánchez

Gesto Natural

Vapor travieso difumina trazos
trozo de tela que oculta dos formas
aroma de capullo,
el ruido del caer del agua
maravillosa melodía,
sensación de pertinencia
excelencia de amor entrelazado
gesto dulce, tierno, infantil,
natural, innato, maduro y erótico
cabellos desenredados
enredando sensibles manos,
tu mirada y la mía
juego sensible, puro, humano
espuma aromático
abrazo mágico
tú y yo solos
mi pequeña dama
gran reina eterna
tierno baño
promesas certeras, leales, sinceras,
seis de la tarde
medio día en deleite
lágrimas y agua
besos atentos
de mi muerte tu vida.

Darwin García A.

Sonmolencia

Es otra noche que duermo sin escuchar tu dulce voz,
noche muy fría donde las estrellas caprichosas no aparecen
donde la habitación es refugio del silencio
y este grita ensordeciendo hacia la soledad...

Noche de fantasmas
de sábanas frías
de ardores en el vientre
de vueltas, vueltas y vueltas
tratando de encontrar aquel susurro
que se haga realidad...

Darwin García A.