Ciclo de un día

Despierto...
vacío, turbio, melancólico,
mustio, cenizo y locuaz,
del vicio de la verborrea solitario
esclavo el genio traidor.

¿qué pasa? ¿quién es? ¿cuánto quiere?

Duermo...
vacío, turbio, melancólico,
mustio, cenizo y locuaz,
de las lágrimas nocturnas en solitario
esclavo de mi pecado.

¿ya se va? ¿hoy terminará? ¿ya no amará?

Muero...
lleno, vibrante, emocionado,
colorido, simpático y tierno,
de tus recuerdos mi epitafio
la decisión progresiva para una vida.

Darwin García

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno amor de mi vida como todo lo q tu escribes esta hermosos... Claro comprenderas q como soy media rudita no entiendo la mayoria igual me sigo imaginando q esta bonito y mejor aun me imagino cosas mas bonitas... Tu sabes q esto es lo tuyo asi q sigue así y publikmos un libro...
y sabes q tienes mi apoyo incondicional. Te amo

Publicar un comentario