Qué hace al amanecer

Es tan complejo despertar, abrir los ojos, dar el primer paso; se confabula la somnolencia con los recuerdos y los planes venideros, enfatiza el despertador que ya es hora de iniciar la jornada y con la mirada nublada espía entre las cortinas y descubre que aún no sale el sol y que una espesa niebla espera en las calles de la ciudad, media vuelta, la piel de gallina por el frío a pesar del pijama verde, la cama vista desde lejos es un verdadero enredo, un bostezo trata de dejar de lado aquel cansacio propio del trajinar cotidiano propinado por el día anterior, luego de ubicar bien aquella alcoba de aproximadamente doce metros cuadrados las rodillas se quebrantan y elevan una oración con palabras mustias que pretende alcanzar por alguna costumbre o convicción interna esa protección celestial que libre de mal alguno, es corta, sencilla y llena de ganas, permite deluscidar los sentimientos hondos por aquellas personas a las cuales se ama.

Hoy.....

Estoy feliz.....
te ofreciste ayudarme a seguir,
nunca lo he intentado y esta vez va por ti,

Estoy feliz y aunque nunca lo imaginé,
se dio asi,
como cuando un niño es amamantado por la persona que le dio el vivir,

Estoy feliz...

Porque aunque tenga que dejar amigos y cosas que te molestan
(y no me lo quieres decir)
pareces valer la pena para mi,
por ti, porque me quieres y en la medida de lo posible,

Estoy feliz. ..

Viviana Sánchez

Y.. tan tan

Se acabó,
por que ya no me inspiro,
por que mi amor por ti se fue al olvido,
se acabó,
y aunque nadie te ha querido como yo,
se acabó.

Viviana Sánchez

Fe

La lluvia es testigo de mis declaraciones mientras el viento junto al agua empapa mis pies hasta las rodillas, el frío arremete, mis extremidades comienzan a sentir como la helada se filtra entre mis dedos mientras mis manos temblorosas escriben un mensaje dirigido a esa mujer que llena mi vida, un mensaje donde se plasman los deseos mas hondos del corazón y la certeza de unir un par de vidas en un solo sentimiento... atrás quedaron aquellos frustrados momentos, frustrados amores, frustradas esperanzas, ahora la experiencia se encuentra a nuestro lado y estamos convencidos de que no es una más, no es una salida a una escapatoria ficticia, no es una opción, no se considera el "qué mas da"... es una decisión.

Temores, miedos, fantasmas, creo que es parte de la situación.

Confianza, detalles, palabras bien intencionadas, creo que también son parte de la situación.

Si vivir un día, ¿uno más? ¿uno menos? ¿para qué?, el anhelo, la esperanza, la certeza de creer en lo que no se ve, la esperanza de llamar a lo que no es como que la fuese, el declarar que se tiene sin haber puesto la primera piedra: FE.

Darwin García

21:17

Qué se pude hacer o decir,
pensar, gemir o tal vez mentir.
si digo lastimo, si callo lastimo,
si confiezo mi temor, ¿qué pasará?

En efecto las palabras son humanas
más humano es no entenderlas
natural comprender lo que el ánimo dicta
escribir lo que las voz calla.

Darwin García

Confusiones y encrucijadas

Cómo borrar un capítulo de tu vida sin que los siguientes sean alterados?
cómo quitar esos recuerdos de mi memoria?
cómo lograré que todo y nada sea diferente ahora?
cómo seguiré sin tí?

No me duele que te vayas, ya que mas da...
es la forma en que lo haces que me hace rabiar
No me interesa continuar, para qué sin amar
pero me molesta que no sea como a placer se me da...
tengo el alma en cierta encrucijada que me lleva a
lastimarme o lastimar

Y no dudes lo que decidiré pues para mi eres mi amigo
pero de ahí no pasarás
perdón por intentar
estoy cansada de escuchar el Tu y Yo
sin la emoción que me solía dar.

Viviana Sanchéz

Ya

Dejándote ir, reconozco que perdi,
Dejando el último suspiro morir prefiero seguir por otro lado y sentir
que simplemente no eras para mi,
YA, que con esto se acaba,
YA, que desde hoy tu no me dañas.
lo que me digas, lo que me hagas,
simplemente YA, me resbala, me imagino que piensa que no podré,
mírame lo estoy haciendo, HOY!!! no te hable,

Tengo el alma enternecida
si tu mirada se aproxima
siento tus gestos y tus caricias,
y muero por ser correspondida

Lo siento no puedo seguir mendigando caricias
mientras el amor se esquiva,
estoy cansada de tus desplantes,
te has convertido en el peor de mis males,
te miro y toda mi piel se eriza, no me controlo
y no me da risa,
ya no se que sentir,
pero me desespera así vivir,

A ver si piensas lo que sentí
y se que están mejor
me duele en el alma que ella sea tu amor.
ahora pienso que me equivoque y que debía darte un puntapie,
lograr salir de mi existitr es lo primero que deberé cumplir!!!

Viviana Sánchez

Confesionario íntimo

Sí, reconozco que mi vida es tu vida
que mi pensamiento no asume lapsos,
donde sólo tú existes.

Sí, mi corazón estalla de amor por ti y
mis manos sólo saben de tu piel,
de tus rizos, de tus uñas, de tu saliva.

Sí, mis labios se descifran ante los tuyos,
tus ojos y sus miradas
edifican mi errante estructura,
enjuician mi camino, encienden esa luz.

Sí, mi vida se riega y florece en la íntima lid,
mi oido capta el mimo de tus palabras
hasta hacerme llorar.

Sí, tus manos me apoyan,
desvalijan mis temores y rencores,
eternizan este pacto.

Darwin García A.

Luto forzado

De luto forzado
o mejor dicho ¿quién quiere estar así?
si la luz se extingue
¿ilumina la esperanza?
si las lágrimas ahogan
¿un amor es salvavidas?
si un sueño de baño en sangre
obsurdamente se hace realidad
¿cuál es el motivo?

Extraños designios
melodías disvariantes crudas
la luz sigue allí
la creación de dos
pronto vendrá
manos juntas,
corazones entrelazados lo pueden
ven, ánimo... yo estoy aquí
somos, seremos, fuimos
tu y yo en el vientre
pronto vendrá.

Darwin García

Reflexiones de media noche


¿Qué vas a hacer en esta noche?... te preguntas cuando cruzas el umbral después de haber jugueteado con aquellas llaves traviesas que son idénticas y que confunden la razón, que se entrelazan burlando tu ingenio y que descaradamente se ríen de tu impavidez. La puerta se abre luego de unos minutos que te parecen horas parado frente aquel umbral que divide tus sentimientos, o tal vez más allá, que divide tu vida misma, que conjuga la dos facetas de tu existencia: una que el mundo ya conoce y la otra más humana, humilde, madura y sencilla que sólo conoce quien es sangre de tu sangre y quien es uno contigo.

Se abre y que encuentras: oscuridad, frialdad, senectud, de pronto tus compañeros momentáneos, quienes camuflan pacientemente tu dolor al dar ese primer paso hacia la habitación, lugar bendito donde se engendró el fuego tierno de dos corazones furtivos en una madeja de sinceras caricias y danzas al estilo del mar, donde el eco de las risas de inocentes se fusionan con los gemidos marcados en las sábanas de ayer, claustro masoquista, es tu habitación.

Darwin Garcia A.