Ventana del alma

Que encierra tu mirada, si muchas veces escapas a nublarlas con las lágrimas sedientas que afloran indiscriminadamente en un tiempo de solaz, que oscuro brillo inerte tratas de esconder o a su vez transmitir de manera recia o arrogante... inocente, tierna, eterna.

Qué anida la retina de tus ojos, qué se plasma en tu inconciente, qué te tiene así..?

Brillo, sangre, cansancio, luz o esperanza... depende.

Si son la ventana del alma, ya debes hacer una radiografía y darte cuenta de su estado, luminoso, sutil, egoista o altruista... depende.

Si está o no está

Calando más allá de lo que otros ven, su mirada fija y sin elegancia, escudriñando entre líneas aquellas líneas que son curvas, elipses, erguidas o inventadas, buscando forma y sentido a todo lo que rodea, tratando de encontrar que aportar o que consumir para crecer.

¿Irradia algo?... ira!!!, ¿preocupación?. Amor!!!, ¿desolación?

Darwin García


Solo Cuento

Maldita Alicia con tus sueños
Me provocas pesadillas,
Estoy molesta porque me enseñas a soñar
Y todo alrededor me obliga a aterrizar,
Y tu Peter que por ti repetí mil veces ” creo en las hadas”,
Todavía tengo terror a negarlo
Porque estoy segura que alguien morirá,
Y quien se imagina una bella
Vivir feliz por siempre con una bestia,
O una doncella que simplemente
Despertando aprenda a amar,
Estoy cansada de cuentos
que jamás sucederán
y de sosas y grotescas
formas de ocultar la realidad,
No encuentro el sentido
peor aun la necesidad
de conceder a cada niña
la dependencia como debilidad.

Viviana Sánchez